Análisis, Luis Mack de Flacso

Demandas serán en el Congreso

El trámite de solicitud de antejuicio contra el diputado afecta y sigue confirmando las percepeciones de corrupción en las autoridades, donde hay diputados señalados de nepotismo.

La investigación contribuye a profundizar la crisis que hay en el país y eso fortalece la demanda ciudadana, las manifestaciones que iniciaron para pedir la renuncia en el Ejecutivo ahora se establecerán en el Congreso por falta de moral de los diputados.
 

El diputado Baudilio Hichos es acusado de tráfico de influencias, asociación ilícita y fraude en el arrendamiento de un edificio al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS).

La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el Ministerio Público (MP), presentaron la forma de operar de la red que lideraba el legislador por Chiquimula y personal del Seguro Social, estos realizaban contratos en forma anómala y fraudulenta.

El titular de la CICIG, Iván Velásquez, explicó que desde el año pasado se definió realizar investigaciones en el tema de salud, por lo que a finales de 2014 se encontró que el edificio que se le arrendó a la empresa Siboney, donde el presidente de la junta directiva es el diputado Baudilio Hichos, se dieron varias irregularidades.

“Las investigaciones contribuyen a profundizar la crisis política”,
Luis Mack, analista de Flacso

“Entre los detenidos hay personas que laboran en el IGSS”.
Thelma Aldana, fiscal general
 

Velásquez mencionó que en octubre se otorgó el contrato de arrendamiento por Q2.1 millones para un plazo de 27 meses, el cual tenía un periodo de gracia mientras se hacían unas readecuaciones en el edificio de manera que sirviera para los propósitos del Seguro Social en ese departamento.

Los trabajos los realizaron durante los meses siguientes, pero el proceso contractual apenas lo hicieron en diciembre, lo que pretendían era darle legalidad a lo que se había ejecutado”, resaltó el comisionado.

El jefe de la CICIG indicó que desde diciembre de 2014 se determinó que Francisco Cortez Bocaletti mantuvo comunicación con el congresista para gestionar irregularmente la adjudicación del contrato de mejoras en el edificio de la compañía Siboney.

“Los trabajos los realizaron en los meses siguientes, pretendían legalizar lo ejecutado”.
Iván Velásquez, jefe de la CICIG
 

La fiscal general y jefa del MP, Thelma Aldana, indicó que fueron detenidos cinco personas, entre ellos Francisco Cortez Bocaletti, jefe del Departamento de Servicios Contratados del IGSS; Jorge Mario López Pellecer, director médico del Seguro Social en Chiquimula; Salvador Rolando Álvarez Mérida, Lester Otto Daniel Ortiz Lima y Alma Judith Méndez Blanco, representante de una entidad mercantil.