La Contraloría General de Cuentas (CGC) realiza la actualización del personal del Congreso y así constatar que no existan las plazas fantasma.

Los burócratas del Organismo Legislativo son fotografiados para constatar su plaza.

Esta situación también se realiza en la Corte Suprema de Justicia (CSJ).