Análisis


El caso es la corrupción


La corrupción que hay en Presidios se evidenció porque un reo pudo obtener una pistola. La responsabilidad es de Gobernación, ya que debe establecer los protocolos estrictos desde que sale un reo de la cárcel hacia un juzgado. Una solución es el uso de las videoconferencias.

Lizandro Acuña,
Analista de seguridad y justicia de Ipnusac

Poco después de las 8 horas, un grupo de pandilleros burló la seguridad en el sótano de la Torre de Tribunales y asesinó a un rival que era llevado a una audiencia en el Juzgado Octavo Penal.

La víctima es el pandillero Bryan José Herrera González, de 22 años, apodado “Rucus” integrante de la “Mara Salvatrucha”.

Fue detenido el 8 de agosto por asesinato, asociación ilícita y conspiración. Veinte días después fue trasladado del Preventivo al Boquerón, en Santa Rosa.

El ataque ocurrió frente a decenas de guardias de Presidios y policías, frente a la oficina donde son fichados los presos.

Algunos agentes hirieron de bala a los reos Osman René Coronado Martínez, de 29 y a Carlos Agustin Reyes Popol, de 30 al momento de “controlar” la situación y fueron trasladados por los Bomberos Municipales al Hospital General San Juan de Dios.

Ambos integran la pandilla “Dieciocho” y enfrentan procesos por homicidio, robo y extorsión. Están presos en Fraijanes I.

Habían 80 guardias y ya se analizan los videos de vigilancia”, explicó Elmer Sosa, viceministro de Gobernación, quien recorrió el lugar.

Angel Conte, el encargado de la seguridad del Organismo Judicial mencionó que el protocolo de protección de los reos le corresponde a Presidios.