El Ministerio Público (MP) acusó de abuso de autoridad y peculado por sustracción a cuatro exdiputados que fueron detenidos el jueves por haber otorgado contratos laborales irregulares cuando fueron integrantes de la junta directiva en el Congreso.

Durante el primer día de audiencia en el Juzgado Décimo Penal, que dirige Walter Villatoro, la Fiscalía describió cada una de las plazas que habían autorizado cuando fueron legisladores. La sala “A” en el primer nivel de la Torre de Tribunales estuvo abarrotada. Habían familiares y amigos de los exlegisladores.

Datos curiosos en la audiencia

Un dato que resaltó fue que una mujer que acompañó al exdiputado Edgar Cristiani le sonó su celular con la canción “No se acaba el amor”, que canta su hermano Pablo Cristiani, vocalista de “Los Miseria cumbia band”.

Previo a la audiencia el exdiputado Carlos Herrera se entregó en el Juzgado. “Me enteré muy tarde de la orden de captura”, mencionó. En una oportunidad se dirigió a los reporteros y les recriminó: “Gozan va”. Al final fue enviado junto a los demás a la prisión en el cuartel militar Mariscal Zavala.

La fiscal de la CICIG Maya Fernández solicitó a los implicados a prestar atención a la acusación que realizaba el fiscal Felix Flores. "Por favor señor juez que los señalados presten atención y se abstengan de usar el celular", mencionó en alusión al exlegislador Edgar Cristiani que revisaba las redes sociales en el teléfono que le alcanzó uno de sus abogados.

Los señalados

Alfredo Augusto Rabbé Tejada

El hermano del legislador Luis Rabbé (enfrenta antejuicio por este caso) fue señalado de contratar a 21 personas como asistentes.

5 por Q15 mil

7 por Q10 mil

1 por Q11 mil

1 por Q8 mil

1 por Q7 mil

2 por Q5 mil

1 técnico de Q10 mil

1 guardia de Q10 mil

1 secretaria de Q7 mil

1 ujier de Q4 mil

Carlos Humberto Herrera Quezada

Se entregó en el Juzgado y el juez Villatoro lo envió a la prisión militar Mariscal Zavala.

Fue señalado de contratar a 20 personas

1 asistente que ganaba Q20 mil

2 asistentes de Q15 mil

11 asistentes de Q10 mil

1 asistentes de Q8 mil

1 secretario de Q7 mil

3 guardias de Q6 mil

1 ujier de Q4 mil

Edgar René Cristiani Calderon

Fue señalado de haber solicitado y avalado la contratación de 19 personas.

7 asistentes con salario de Q20 mil

5 asistentes con Q15 mil

5 asistentes con Q10 mil

2 técnicos de Q10 mil

José Luis Mijangos Contreras

El exdirector general del Congreso aprobó 87 plazas. Además suscribió los contratos de 44 personas asignadas a las áreas administrativas.

Además fue acusado de haber aprobado los contratos con fecha posterior al comienzo de labores del personal.

Una asistente Sandra Elizabeth Castellanos devengaba Q20 mil mensuales aunque jamás llegó al Congreso y laboraba para la Fundación Elecciones Infantiles de Centroamérica.

También aprobó el contrato de Monica Elizabeth Guzmán Castellanos de Soria como asistente por Q20 mil aunque era instructora de manualidades de la Municipalidad de Villa Nueva y nunca llegó al Congreso.