Tras escuchar los argumentos de cuatro de cinco diputados del bloque oficial Frente de Convergencia Nacional-Nación (FCN-Nación) sobre las supuestas presiones a la gobernadora de Alta Verapaz, la junta directiva del Congreso se abstuvo de sancionar a los congresistas.

Entre los argumentos para no emitir una resolución es que no existen hechos que pueda comprobar la junta directiva, además, que el caso trascendió a una solicitud de antejuicio por el Ministerio Público contra ocho diputados.

Mario Taracena, presidente del Congreso, mencionó que no fueron benevolentes con los legisladores del bloque oficial, sino que respetaron la ley, porque no esperaban recibir la noticia de la solicitud de antejuicio.

“Hay un proceso en camino, lo cual no permite a junta directiva interferir y cambia el panorama, por lo que se prefirió no intervenir y solo quedó escucharlos”, mencionó Taracena.

A la audiencia de la junta directiva acudieron el jefe de bancada Javier Hernández, y los diputados Rudy Pereira, Laura Franco y Óscar Corleto, quienes negaron haber insultado a la gobernadora Estela Ventura.