María Zúñiga, testigo propuesta por defensa será la última persona en ser escuchada en el Tribunal que juzga a Pedro García Arredondo, el únido sindicado de haber participado en la quema de la embajada de España donde murieron 37 personas.

Las juezas esperan que al medio día finalice la etapa de pruebas y testimonios y fijarán el plazo para las conclusiones de la fiscalía y la defensa del exjefe del Comando Seis de la extinta Policía Nacional.

El tribunal cuenta con evidencias suficientes para emitir una sentencia condenatoria, asegura la premio Nobel de la Paz 1992 Rigoberta Menchú.

"Con todos los testimonios, peritajes y pruebas documentales ya presentados y con los nuevos, el Tribunal tendrá suficientes elementos probatorios para dictar una sentencia justa y evitar que quede en la impunidad", detalla un comunicado difundido por la fundación Menchú.

García, el único acusado por el ataque que se saldó con 37 víctimas mortales, era el jefe de la unidad de élite de la Policía a la que se responsabilizó de las acciones.