La justicia guatemalteca programó para el próximo 1 de febrero el inicio del juicio contra dos militares guatemaltecos señalados de someter a esclavitud sexual a 11 mujeres indígenas durante la guerra interna (1960-1996), informó este sábado la Fiscalía.

El coronel retirado Esteelmer Reyes, de 59 años, y el excomisionado militar Heriberto Valdéz, de 74, comparecerán ante el Tribunal de Mayor Riesgo A, a cargo de la jueza Yassmin Barrios, por el caso contra las mujeres de la etnia maya-q'eqchíes.

Según la acusación, los hechos se registraron entre 1982 y 1983 en un destacamento militar en la comunidad de Sepur Zarco, entre los departamentos de Alta Verapaz e Izabal.

"Previo a que las mujeres fueran esclavizadas sexualmente y domésticamente, sus esposos fueron desaparecidos, eran viudas, tenían niños pequeños, eran madres de familia", señaló en un comunicado Hilda Pineda, fiscal de la Unidad de Casos Especiales del Conflicto Armado Interno.

Durante una etapa previa a la apertura del juicio, las mujeres víctimas de la esclavitud sexual rindieron su testimonio, pruebas que serán utilizadas durante el debate ordenado por otro juez en octubre pasado.

"Como consecuencia de los vejámenes sufridos, las mujeres relataron que durante los últimos 30 años han sido discriminadas por parte de los mismos pobladores, quienes las han estigmatizado por lo que han tenido que vivir en lugares aislados", apuntó el boletín de la Fiscalía.

Además de los cargos por esclavitud sexual, los acusados también están señalados de los delitos de asesinato y desaparición forzada.

Guatemala vivió una guerra durante 36 años que dejó 200.000 muertos o desaparecidos, según un informe de las Naciones Unidas, que responsabilizó del 93% de los casos a fuerzas del Estado.

Los indígenas, que representan 42% de los 16 millones de guatemaltecos, fueron los más afectados por las violaciones a los derechos humanos, con 83,33% de los casos.