Un total de 22 personas fueron enviadas a juicio por la jueza Silvia de León por dos casos de corrupción en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS).

Tras seis días de audiencia, la jueza de la corte Sexta de Primera Instancia Penal determinó que los indicios presentados por la Fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), entre ellos informes financieros y escuchas telefónicas, eran suficientes para ligar a proceso a los acusados.

En el caso IGSS-Pisa está involucrado el expresidente del IGSS y exsecretario privado del expresidente Otto Pérez Molina (2012-2015), Juan de Dios de la Cruz Rodríguez López, así como el entonces director del estatal Banco de Guatemala Julio Suárez Guerra.

Rodríguez y otras 20 personas, entre funcionarios y civiles, están acusados de participar en la adjudicación anómala en diciembre de 2014 de un contrato del IGSS a la empresa farmacéutica Droguería Pisa, por 15 millones de dólares.

Rodríguez, exmilitar del Ejército de Guatemala, trabajó como secretario privado de Pérez Molina, en prisión por otro caso de corrupción en el ente recaudador de impuestos, desde enero de 2012 hasta el mismo mes de 2013, cuando fue nombrado jefe del Seguro Social.

Por este caso, conocido como IGSS-Pisa, fueron ligados a proceso por fraude Rodríguez y Suárez, además de los exintegrantes de la Junta Directiva del IGSS Julio Amparo Lotan Garzona, Max Erwin Quirin Schoder, Erwin Raúl Castañeda Pineda, Jesús Arnulfo Oliva Leal, Álvaro Manolo Dubón González y Doris Elubia González Salazar.

Además, también fueron enviados a juicio Mayra Lissbeth Gómez Suárez, Alba Maritza Maldonado Gamboa, Delia Haydee Castañon Guerra y Carmen Yadira Gil Quiñónez

En cambio, Otto Fernando Molina Stalling exasesor del IGSS e hijo de la exmagistrada Blanca Stalling, en prisión preventiva por otro caso, fue enviado a juicio por asociación ilícita y cobro ilegal de comisiones.

El particular Herbert Rodolfo García-Granados Reyes fue procesado por asociación ilícita y cohecho activo; Edgar René de la Peña Archila, exgerente de ventas de Droguería Pisa, por cohecho activo, el exmédico del IGSS Arturo Adolfo Castellanos por asociación ilítica y Ramiro Armando Lorenzana Ortíz exdirector de Droguería Pisa por asociación ilícita y cohecho activo.

En el caso IGSS-Chiquimula, la jueza cerró el caso contra el exdirector de la Clínica del IGSS en la localidad, Jorge Mario López Pellecer, pero sí ligó a proceso a Francisco Cortez Bocaleti, jefe del Departamento de Servicios Contratados del IGSS, por asociación ilícita y fraude, en forma continuada.

Asimismo, serán procesados Salvador Rolando Álvarez Mérida por asociación ilícita y fraude, Lester Otto Daniel Ortíz Lima por asociación ilícita y Walter Omar Linares Pacheco por incumplimiento de deberes.

A estas personas se les acusa de integrar un grupo estructurado para cometer delitos contra la administración pública con el ánimo de obtener beneficios ilícitos en procesos de cotización y compra directa de servicios contratados para la remodelación para el consultorio del IGSS-Chiquimula.