Ayer inició la audiencia en el Juzgado de Mayor Riesgo A en contra de 14 ex militares señalados desaparición forzada y delitos contra los deberes de humanidad; sin embargo, los abogados defensores trataron de retardar el proceso argumentando que esa magistratura no podía conocer el caso, por existir competencia dudosa.

Luego de más de 3 horas de alegatos de los juristas, la jueza Claudette Domínguez, rechazó la petición por carecer de fundamentos jurídicos válidos.

Durante la audiencia de primera declaración, el Ministerio Público (MP) imputó varios delitos contra Benedicto Lucas García, Ismael Segura Abularach, Byron Huberto Barrientos, Carlos Humberto Rodríguez, Pablo Roberto Saucedo Mérida, Juan Ovalle Salazar, César Augusto Ruiz Morales, a quienes se les acusó de al menos 88 eventos relacionadas con las masacres, de las cuales, se supone tendrían participación en la muerte de 558 personas.

Según los datos que brindó el MP, de las 558 personas muertas, 503 osamentas han sido localizadas hasta el momento además de 55 partes óseas en las distintas 83 fosas clandestinas.

Entre las víctimas se detalló que: 22 son infantes de 0 a 3 años; 19 niños de 4 a 12 años; 44 adolescentes de 13 a 17 años; 129 adultos jóvenes de 18 a 25 años; 314 adultos de 26 a 29 años; 3 ancianos mayores a 50 años; 22 individuos no identificados y 5 individuos sub-adultos a 18 años.

La audiencia continuará el lunes a las 8:30 horas. Asimismo, la jueza que conoce la diligencia ordenó a los forenses del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) practicar una evaluación médica a los 14 militares en situación de retiro, con el objetivo de velar por la salud de los aprehendidos durante esta semana.