La jueza Marta Sierra de Stalling, sindicada por el Ministerio Público y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) de cohecho pasivo y prevaricato, deberá regresar a prisión luego de que la Sala Primera Penal revocara su libertad a solicitud del MP. 

La jueza recuperó su libertad el 27 de octubre luego de ser enviada al cuartel Matamoros tras quedar ligada a proceso penal. 

El ente investigador señala a Sierra de recibir dinero de los integrantes de la red de defraudación aduanera, denominada "La Línea" para dictar medidas sustitutivas, así como de pertenecer al "Bufete de la Impunidad", que negociaba sobornos para facilitar medidas sustitutivas.