La jueza Marta Sierra de Stalling recuperará su libertad luego de pagar una fianza de Q200 mil, Q100 mil por cada delito. 

Sierra es señalada por el Ministerio Público y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala de formar parte del caso denominado Bufete de Impunidad, que benefició con medidas sustitutivas a varios de los sindicados en el caso La Línea. 

La jueza quedó ligada a proceso penal por los delitos de cohecho pasivo y prevaricato el pasado 23 de septiembre.