La jueza Jisela Reinoso deberá volver a la prisión derivado a una resolución en última instancia de la Corte de Constitucionalidad (CC).

Los magistrados, por unanimidad, ampararon al Ministerio Público (MP) que estaba en desacuerdo con la libertad condicional que fue otorgada a favor de la jueza que fue condenada la semana pasada a 11 años de prisión (5 conmutables al pago de Q5 diarios) por haberse enriquecido al emitir resoluciones favorables.

El 10 de diciembre de 2015 el juez Darwin Porras benefició a su colega con el pago de una fianza de Q150 mil para recuperar su libertad. La audiencia de revisión de medida se realizó a puerta cerrada, a pesar que los juicios son orales y públicos. Porras no permitió el acceso a los periodistas y “la libertad inmediata”.

La Fiscalía apeló la decisión en una Sala y recibió un rechazo. Entonces el ente investigador acudió a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y volvió a recibir otro revés judicial al declarar sin lugar la petición.

Entonces el MP acudió a la última instancia judicial del país y los magistrados constitucionales avalaron la petición.

El Tribunal Tercero Penal, que preside Saúl Alvarez, emitió las condenas mínimas en contra de la jueza Reinoso el 4 de octubre de 2016 señalada de haberse enriquecido con sentencias favorables.

Por el delito de lavado de dinero y otros activos fue condenada a seis años de prisión y al pago de una multa de Q389 mil 434.97; y por enriquecimiento ilícito, cinco años de prisión conmutables a Q5 diarios (Q9 mil 125) y al pago de Q50 mil.

Reinoso fue absuelta de incumplimiento del deber de presentar declaración jurada patrimonial por lo que la Fiscalía y la CICIG apelarán la sentencia ya que habían planteado la condena de 36 años de prisión.

La jueza fue inhabilitada para ejercer cargos públicos aunque la condena iniciará hasta que el fallo quede en firme, es decir, en sentencia de la Corte de Constitucionalidad, que podría ser hasta dentro de cinco años.

Siempre he dicho que estoy en las manos de Dios y respeto la decisión del Tribunal. No se tomaron en cuenta las ilegalidades, la prueba fue viciada. Ya estuve en prisión y si en su momento se decide estoy dispuesta”, explicó Reinoso al finalizar el juicio.