El expresidente Otto Pérez y la ex vicepresidenta Roxana Baldetti volverán a estar en un mismo lugar, como cuando participaban en los actos protocolarios. Esta vez será para saber si enfrentarán juicio por ser los cabecillas del caso de defraudación aduanera denominada La Línea.

Miguel Gálvez, titular del Juzgado de Mayor Riesgo B, ha accedido a la petición de la Fiscalía y ha unificado los casos. Entonces se programará una sola audiencia para las 31 personas vinculadas el año pasado al proceso penal.

La única audiencia que se realizará por separado será el 7 de marzo cuando Salvador González, alias “Eco”, quien llevaba las finanzas de la estructura criminal, cuente “todo lo que sabe” como anticipo de prueba por ser colaborador eficaz. Con esto se pretende ser beneficiado con una pena menor.

Pérez y Baldetti renunciaron a sus cargos como presidente y vicepresidenta el año pasado y fueron encarcelados por dirigir el grupo de defraudación que del 8 de mayo de 2014 al 16 de abril de 2015 pudo haber captado Q28.5 millones.

En las escuchas telefónicas que presentó la Fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) en las etapas previas se les menciona como “el uno” y “la dos”.