Horas después de que se oficializó que el partido Libertad Democrática Renovada (Líder) no avanzó a la segunda vuelta, el Ministerio Público (MP) solicitó una orden de arraigo en contra del candidato a la vicepresidencia por esa agrupación, Edgar Barquín.

Se informó que un juzgado de turno la aceptó y ordenó que el expresidente del Banco de Guatemala no pueda abandonar el país.

El MP afirmó que esta acción es una medida cautelar para garantizar su presencia en el país, mientras se realizan las investigaciones por su presunta participación en una red de lavado de dinero.

Rudy Pineda, presidente del TSE, informó que cuando las agrupaciones políticas sean notificadas del resultado final, todos los aspirantes a cargos públicos dejan de serlo.

Con esto, Barquín, quien era el aspirante a la vicepresidencia, pierde su inmunidad y podrá ser investigado por los delitos de tráfico de influencias y asociación ilícita, sindicado de haber participado en el caso “Lavado y Política”.

La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el Ministerio Público presentaron en julio un antejuicio en contra de Barquín por sospechas de formar parte de una red de lavado de dinero. En dicha estructura, también están señalados los diputados Manuel Barquín y Jaime Martínez Lohayza.