Durante el Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Conasan), el el vicemandatario, Alfonso Fuentes Soria, aprobó el plan estratégico de seguridad alimentaria 2016-2020, en el cual el presidente electo, Jimmy Morales, se comprometió a continuar y así reducir la desnutrición crónica.

El programa de seguridad se enfoca en hacer eficiente el funcionamiento del Sistema Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional de forma sostenible y fortalecer las capacidades de las personas para enfrentar las amenazas de la seguridad alimentaria.

“Los felicito por estar tratando uno de los temas que debe dar mucha tristeza y debemos erradicar el hambre en el país. No hay necesidad de cambiar nombres, si no de actuar y hay que comprometernos en priorizar el problema, ya que un niño enfermo no puede estudiar, un adulto enfermo no puede trabajar y la desnutrición aguda mata. Matan las balas, mata el hambre y matan las enfermedades”, resaltó Morales.

La Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional de la Presidencia (Sesan) tiene programado que durante los próximos cuatro años cuente con un presupuesto de Q30 mil millones.

Germán González, titular de la Sesan, mencionó que es el tercer plan que se trabaja desde que se creó el Sistema Nacional de Seguridad y que busca reducir la desnutrición

Asimismo, en el Conasan se presentó la estrategia nacional de gobernanza, con la cual se establecen lineamientos y operativos tanto en lo político y técnico para solucionar problemas de desnutrición.

En la reunión se conoció que la ejecución del programa Seguridad Alimentaria y Nutricional es del 49% de Q6 mil millones. De acuerdo con el vicepresidente, ese dato se debe a la baja recaudación fiscal.

La Sesan tiene programado presentar el 26 de noviembre los resultados sobre la reducción de la desnutrición en el país. El expresidente Otto Pérez cuando asumió el cargo lanzó el reto en reducir 10%, sin embargo, tiempo después la ex vicemandataria Roxana Baldetti aseguró que no se podría alcanzar ese dato.