Un terremoto de e 7,8 grados sacudió este sábado principalmente la costa de Ecuador, que ha dejado hasta el momento 41 muertos.

El vicepresidente ecuatoriano Jorge Glas declaró el estado de excepción en todo el país.

De acuerdo a las autoridades, el sismo es el más fuerte en ese país desde 1979.

Por su parte, el presidente Jimmy Morales envío un mensaje de solidaridad a la población del país latinoamericano.