“Sé que existen aún sectores insatisfechos, yo también estoy insatisfecho” dijo el presidente, Jimmy Morales, al hablar de sus primeros 100 días de mandato.

Morales explicó que todo proceso lleva tiempo y agregó que aunque comprende la “ansiedad” de las personas, invitó a la objetividad, al hacer un análisis de sus acciones.

“Recibimos un gobierno en bancarrota, sin presupuesto viable y sin financiamiento, con instituciones derrumbadas, con la moral tributaria de los ciudadanos por los suelos” dijo el mandatario en su discurso.

Morales explicó que mientras no se “extraiga” la corrupción el país no tendrá un destino seguro, ya que ese flagelo “se roba las escuelas de los niños, las medicinas de los hospitales y las raciones de alimento”, afirmó.

“El rumbo de este gobierno es el combate a la corrupción” expuso el presidente Morales.

El mandatario aceptó que los resultados no son suficientes a las expectativas de la población.

En la presentación tuvo el respaldo de sus ministros de Estado, quienes se pararon detrás de él. Morales dijo que recibió un informe de 100 días de trabajo de los funcionarios y agregó que será verificado previo a difundirlo.