Luego de que el jefe del Congreso, Mario Taracena, le pidiera públicamente al mandatario Jimmy Morales que sancione las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos y que “no se preste a los intereses de quien fuera su patrón de hace más de 20 años”, el gobernante le pidió "más altura" al manejar sus declaraciones.

“Lo único que le queda es sancionarlas y que las apoye. Calladito se ve más bonito, que las firme y se acabó”, expuso Taracena.

“Qué simpático, ahora quiera echarme la carga de una decisión no refleja el clamor popular. Nos tomaremos el tiempo para analizarlas y convocar a los distintos sectores para obtener distintas opiniones”, agregó Morales.

Además, el gobernante expuso que él representa la unidad nacional: “Yo no tengo ningún patrón, me debo a la población”. También les pidió a los guatemaltecos que sean vigilantes a las acciones del Legislativo. “Están volviendo a las malas prácticas. La población debe voltear a ver lo que hace el Congreso”, resaltó.