Durante el foro “el costo social de la corrupción” que se desarrolló en el aula magna Iglú en la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac) se abordaron temas que afectan a los ciudadanos.

La fiscal general Thelma Aldana, el rector de la casa de estudios, Carlos Alvarado, el titular de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) Iván Velásquez y el director del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), Jonathan Menkos participaron en la actividad.

Muchos jóvenes no podrían estudiar si no existiera la universidad pública, sobre todo una fortalecida”, mencionó Velásquez.

El titular del ente investigador de la ONU lanzó la pregunta: “¿Por qué razón una investigación que toca al Estado logra generar este formidable movimiento ciudadano?”, en relación al caso de defraudación aduanera, cuyos cabecillas, según la investigación, son el presidente Otto Pérez y Roxana Baldetti, quien renunció al cargo de vicepresidenta el 8 de mayo y está en prisión desde el 21 de agosto.

Agregó: “Se me ocurre una respuesta: Una reacción social que implica no sólo el rechazo sino una manera de participar”.

“Quien sale a la calle está diciendo 'esto me afecta'", recalcó Velásquez ante los estudiantes.

La fiscal general, Thelma Aldana, agradeció el apoyo y recordó que los casos son sustentados con todas las pruebas necesarias y prudentes.

El economista Jonathan Menkos, director del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), explicó que la corrupción puede llegar a los niveles más altos de la administración pública.

“La corrupción impacta en la pérdida de credibilidad”, mencionó Menkos y reconoció el “buen” trabajo del colombiano.

También proyectó datos de los costos de corrupción.

Más frases:
Velásquez habló a los estudiantes durante varios minutos.

“Es posible construir un movimiento ciudadano contra la corrupción”.

“La protesta es una afirmación de lo que le afecta al ciudadano”.

“Estos espacios son de construcción de ciudadanía”.

“En las manifestaciones es la exigencia del respeto a la legalidad”.

“El amparo termina siendo un abuso para dilatar procesos judiciales”.