El Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos de Guatemala (IPNUSAC) también se pronunciaron en contra de los salarios diferenciados para cuatro municipios que aprobó el presidente el 31 de diciembre.

De acuerdo con esa institución, los sueldos diferenciados son inconstitucionales, porque violan el derecho al mínimo vital de los trabajadores, ya que el salario mínimo es un derecho adquirido como lo establece el Código de Trabajo, el cual debe cubrir las necesidades material, moral y cultural.

Además, el Instituto resaltó que el gobierno de transición repite la disposición del expresidente Otto Pérez de fijar un salario por debajo del mínimo en Masagua, Escuintla; Estanzuela, Zacapa; y Guastatoya y San Agustín Acasaguastlán en El Progreso, los cuales violan el derecho al mínimo vital.

La Organización Internacional del Trabajo ha reconocido que la fijación de salarios mínimos debe constituir un elemento de las políticas establecidas para eliminar la pobreza y asegurar la satisfacción de las necesidades de todos los trabajadores y sus familias”, expresó el comunicado.
 

IPNUSAC

Foto: