El titular de la Dirección General de Transporte, Edwin Estuardo Robles Valle, aseguró que, luego de que una unidad de los Transportes Tacaná sufriera un percance el kilómetro 160 de la ruta Interamericana, Nahualá, Sololá en el que murieron al menos 19 personas, se investigará la situación de dicha empresa.

“Se van a indagar cuál es la situación de los Transportes Tacaná y si encuentran algunas irregularidades en cuanto a sus operaciones se va a cancelar”, le aseguró Robles a Emisoras Unidas.

Agregó que, luego de asumir el cargo, encontró un “desorden” en esa dependencia. “Encontré un desorden administrativo y un incumplimiento de las autoridades anteriores. Por ejemplo, los transportistas tenían que haber entregado información en septiembre y ninguno de ellos cumplió”, expuso.

El accidente

Según algunos testigos, el bus se dirigía de San Marcos hacia la capital y viajaba sobrecargado con al menos 75 pasajeros. Además, de que el piloto conducía a excesiva velocidad y que en una curva perdió el control lo que causó que cayera en un barranco.