Luego de que la Policía Nacional Civil (PNC) retomara el control en el municipio de Santiago Atitlán, Sololá, donde pobladores quemaron la subestación policial, dos autopatrullas y la municipalidad debido a la muerte de un comerciante supuestamente por un policía, autoridades de Gobernación que dicho agente será investigado.

Elmer Sosa, viceministro de Gobernación, mencionó que el acusado del ataque será procesado y será la Inspectoría General la que deberá realizar las pesquisas.

Asimismo, el funcionario resaltó que se tiene el control del lugar y los antimotines fueron retirados del lugar para evitar más disturbios, pero mantienen una mesa de diálogo para analizar la situación de la Policía en el municipio.

A la vez, el director de la PNC, Nery Ramos, remarcó que aunque las fuerzas de seguridad se retiren temporalmente del lugar están obligados a proteger a la población.