Uno de los motivos por los que pidió cinco días de descanso la Fiscal General, Thelma Aldana, era por la posibilidad que se conoció de un atentado en su contra, pero la investigación acerca de ese extremo no tiene avances, aceptó la Jefa del Ministerio Público.

Aldana habló en entrevista a la radio Emisoras Unidas y reiteró que una posibilidad es que la amenaza provenga de alguno de los afectados en la investigación del caso La Línea.

Pero las amenazas a la Fiscal General, no fueron directas, según relató. Del supuesto plan para atacarla indicó que se percataron “investigando otros casos”, por medio de métodos especiales, comentó.

Emisoras Unidas

Foto:

“No es sencillo” dijo Aldana al explicar los motivos del poco avance en esa investigación. “Quizás puede ser la persona que menos nos imaginemos”, afirmó.

“Para mí todos los grupos son peligrosos, porque están dentro de la criminalidad”, comentó la Fiscal General al preguntarle de nuevo de dónde podrían provenir las amenazas, además reiteró “no hemos podido avanzar”.

También recordó que cuando fue parte de la junta de disciplina judicial en el 2000 hubo amenazas pero contra los tres miembros de la misma, que fueron llamadas telefónicas, incluso, hubo una hecha a la media noche en la que los responsables hicieron sonar música fúnebre, relató.

Publinews

Foto:

“Yo me encomiendo a Dios todos los días y las noches, creo en la voluntad de Dios y esa es mi fortaleza”, afirmó la Fiscal General.