Mientras el bloque oficial Frente de Convergencia Nacional-Nación y sus aliados del Movimiento Reformador aseguraban contar con los votos para ganar la junta directiva del Congreso, la Unidad Nacional de la Esperanza no baja la guardia para buscar apoyo y repetir la presidencia.

A pesar de que los jefes de bloque autorizaron extender el descanso en el Legislativo, varios diputados aprovechan estos días para conseguir el apoyo para presidir dicho organismo el próximo año.

De acuerdo con el oficialismo, su planilla mantiene el apoyo de más de cien votos para que el diputado Oliverio García   Rodas gane la presidencia.

El integrante de FCN-Nación, Adim Maldonado, aseguro que hasta ayer se tenía el apoyo de las cinco bancadas que integran la planilla que ellos proponen.

Sin embargo, afirmó que habrá cambios entre los integrantes, pues, según él, no irá ni Javier Hernández, jefe de bancada; ni Eduardo Montepeque, Sandra Sandoval ni María Quinto.

“Puedo asegurar que la información que tengo es que ninguno de los cuatro diputados mencionados va para la junta directiva”, comentó Maldonado.

Mientras que Orlando Blanco, jefe del bloque UNE, indica que han tenido acercamientos de otras bancadas para replantear los candidatos para la directiva, pero la definición para alguna nueva propuesta se conocerá la próxima semana.

La UNE no está aferrada al cargo, sino que ve con preocupación el riesgo que se da con los acuerdos espurios para frenar las reformas constitucionales que vienen”, agregó Blanco.

Aunque el diputado uneísta mencionó que su principal candidato es Mario Taracena, l as negociaciones continuarán el fin de semana y el lunes se tenga una postura.