Sonia Son y Silvia Xinico, integrantes de la Alianza Nacional de Organizaciones de Mujeres Indígenas por la Salud Reproductiva, Nutrición y Educación (Alianmisar) hacen monitoreos sobre la atención que brindan instituciones gubernamentales, a la vez, piden incluir en los programas las recomendaciones de las comunidades.

Las representantes de la Alianmisar buscan que las acciones que implementan entidades de Salud y Educación tomen en cuenta las recomendaciones de las comunidades para reducir problemas como la desnutrición y los embarazos en adolescentes.

  ¿Cuál es la atención que presta Alianmisar?

Son: Trabajamos en el tema de incidencia, abogacía y diálogo político, demanda pública, enfocados en salud, educación y nutrición. Empezamos a trabajar desde 2007 y actualmente estamos integradas por alrededor de 300 organizaciones de mujeres indígenas que representan a comités, asociaciones de comadronas y consejos de padres. Estamos en ocho departamentos, que son Alta Verapaz, Chimaltenango, Huehuetenango, Totonicapán, Quiché, San Marcos y Sololá.

¿Cómo es la coordinación con el Ministerio de Salud para reducir la desnutrición?

Xinico: Hacemos monitoreos y se lo presentamos al primer ministro de Salud de este gobierno, que hacian faltan micronutrientes donde hay una coordinación con la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional, como la falta de vacunas. También se hizo un estudio del maltrato que se da las indígenas y la baja ejecución del presupuesto, los resultados se presentan en eventos públicos.

 ¿Qué problemas han reportado en temas de salud?

Xinico: Se han evidenciado debilidades en diferentes gobiernos, en algunos centros de salud no había energía eléctrica, ni agua, por lo que la presentación se hace primero a nivel local para que el alcalde asuma su responsabilidad y el gobernador incida para solventar esos obstáculos y se dé el pacto vertical, el cual es un método natural.

¿Cuáles califica que han sido los problemas para no lograr avances en Salud?

Xinico: En muchas ocasiones se hacen de manera parcial, porque no hay una verdadera participación y eso hace que no sean funcionales, porque nos toman en cuenta pero solo las propuestas quedan en el marco de planificación. No hemos tenido alguna acción del gobierno, no hemos avanzado, por lo que esperamos que no nos deje con las mismas expectativas de los gobiernos pasados.

¿Se ha reducido la desnutrición, como han indicado las autoridades?

Xinico: A nivel de comunidades hay subregistros, entonces para nosotros la tasa de desnutrición puede ser alta, porque a nivel comunitario no identificamos qué es una desnutrición, las autoridades   deben promocionar métodos para detectar la desnutrición crónica. En los informes que elaboramos se ha evidenciado   dónde hay más desnutrición   en poblaciones indígenas como en Huehuetenango y Totonicapán, que son lugares que ha priorizado el gobierno.