Una de las acciones que ha sido objeto de críticas sobre este gobierno ha sido el uso recurrente de las compras directas.

El presidente Otto Pérez aseguró que este tipo de procesos le abre la puerta a la corrupción, ante ello, anunció que se instalará una comisión de alto nivel para que acompañe este tipo de compras y las licitaciones que realicen algunas de las dependencias del gobierno.

“Esta comisión la estaré planteando ante distintas agrupaciones de la sociedad civil con el propósito de que nos acompañen en este tipo  procesos. Revisaremos los nombres de las personas que estén disponibles para que la puedan integrar”, aseguró Pérez.

“La idea es que den un acompañamiento en todos los procesos de licitación, que son los más grandes. También que revisen los contratos abiertos vigentes como el de las medicinas, entre otros. Queremos que estas acciones sean las más transparentes posible y que no se permitan los actos de corrupción”, enfatizó.

Añadió que el trabajo de esta instancia continuará a revisar que los procesos no tengan vicios. “Cuando ellos levanten la alerta de que hay alguna anomalía, intervendremos”, aseguró.