Tras su participación en el deslizamiento de tierra en la aldea El Cambray II, el Club Rotario Guatemala e Interact de Guatemala de la Asunción reconocieron la valentía de los socorristas en la tragedia de octubre, donde fallecieron más de 180 personas.

Los integrantes del Club Interact presentaron un proyecto para aumentar la participación de perros rescatistas, por lo que se definirá la raza del canino con mejor desempeño para ese trabajo.

El Cuerpo de Bomberos Voluntarios coordinó turnos en las 78 estaciones para colaborar con las víctimas, donde arriesgaron su vida debido a las dificultades del terreno.

A la vez, buscarán patrocinadores para la alimentación de las mascotas y colaboración de un veterinario ad honorem. No obstante de conformar el proyecto con perros no idóneos para la búsqueda y rescate, se darán en adopción para emplearlos en otras funciones como mascotas terapeutas.