Para este miércoles se tenía previsto el inicio del segundo juicio contra el general retirado, Efraín Ríos Montt y el exmilitar José Rodríguez, señalados de genocidio y delitos de lesa humanidad. 

El tribunal decidió que Ríos Montt, de 89 años, sea juzgado en "especial" tras haber sido declarado incompetente mental por médicos. Al juicio, según la ley, no podrá acudir el acusado pero podrá estar representado por sus abogados. El proceso se realiza a puertas cerradas, con la presencia de las víctimas.

Junto a Ríos Montt también será juzgado Mauricio Rodríguez Sánchez, exjefe de inteligencia de Ríos Montt.

"Se declara abierto el presente debate", dijo la jueza María Eugenia Castellanos luego de constatar que no existía un recurso legal que impidiera el inicio del juicio.

Jaime Hernández, abogado defensor de Ríos Montt, sostuvo que hay varios recursos pendientes de resolución y que la defensa estaba llamada a un juicio especial que beneficiaba a Ríos Montt y no a un juicio ordinario para Rodríguez Sánchez. "Lo único que espero es que esto termine pronto para poder reintegrarme a mi familia", sostuvo.

Ríos Montt y Rodríguez Sánchez están acusados de la muerte de 1.771 indígenas a manos del ejército bajo el mando de Ríos Montt cuando fungió como presidente de facto entre 1982 y 1983. Esta es la cuarta vez que se intenta enjuiciar a Ríos Montt, dos anteriores en 2015 fallaron debido a recursos legales y en 2013 un tribunal condenó al exdictador a 80 años de prisión pero el juicio fue anulado por fallos en el proceso.

Junto al exdictador también se juzgó y absolvió a Rodríguez Sánchez. Guatemala vivió una cruenta guerra civil entre 1960 y 1996 que, según Naciones Unidas, dejó al menos 245.000 muertos y desaparecidos.