La ex vicepresidenta Roxana Baldetti fue trasladada esta madrugada al Juzgado de Villa Nueva para la audiencia de primera declaración por su presunta vinculación en el caso de la "fórmula mágica" para sanear el Lago de Amatitlán. 

La Fiscalía dará a conocer los hechos e intentará que la exfuncionaria quede ligada a proceso por los delitos de tráfico de influencias y fraude

Según investigaciones del Ministerio Público y de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, el Estado pagó Q22.7 millones a la empresa israelí M. Tarcic Engineering, como un primer pago, por la aplicación de la fórmula en ese manto acuífero. 

Baldetti, junto a otros 15 implicados, se identificó ante el juez Haroldo Orellana Madrid y tras ser consultada sobre su domicilio, la exfuncionaria indicó "en Santa Teresa".