La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) presentó su octavo informe de labores, en el cual resaltó las 21 investigaciones que han presentado este año y donde se han desarticulado redes dedicadas a la corrupción.

Iván Velásquez, jefe de la CICIG, explicó que en dichas estructuras se imputaron a 184 personas, de las cuales 183 están ligadas a proceso. Además, el comisionado, mencionó los 20 antejuicios que presentaron en los últimos meses.

A la vez, Velásquez enfatizó que dichas redes operaban como sistemas paralelos denominados cuerpos ilegales y aparatos clandestinos de seguridad en las entidades del Estado y tomaron el poder para enriquecerse ilícitamente y trabajar en impunidad.

En el evento donde asistieron representantes de los tres organismos del Estado, el titular de la CICIG, enfatizó en la necesidad de discutir las reformas a las leyes de Contratación, Electoral y de Partidos Políticos, Servicio Civil, del Ministerio Público y de Amparos para avanzar en la lucha contra la corrupción.

Velásquez volvió a recordar la necesidad de invertir en el sistema de justicia, aunque indicó que solo era una opinión establecer un impuesto, serán los guatemaltecos los que decían la temporalidad del mismo, al mencionar que sin presupuesto no hay posibilidades para combatir la impunidad.

El comisionado fue aplaudido de pie por los invitados, quien reconoció al pueblo de Guatemala.