Durante una citación en el Congreso, la delegada de la Procuraduría de los Derechos Humanos, Zulma Calderón, confirmó que se incrementó a 27 casos de los niños infectados con la bacteria Serratia Marcescens en el Hospital Infantil de Infectología y Rehabilitación; aunque habían fallecido cuatro en los últimas semanas.

Calderón comentó que una de las causas se debe a que se distribuyó el lote de suero conocido como solución salina que se había puesto en cuarentena, después de que se registraran la muerte de los cuatro niños, no obstante, en septiembre se comprobó que continúa suministrándose dicho medicamento.

Es una situación lamentable para que los que defendemos el derecho a la salud, pues en el Ministerio de Salud se sigue trabajando de forma desarticulada y es una situación crítica en el sistema de salud”, resaltó Calderón.

El viceministro de Salud, Adrián Chávez, reconoció que hay posibilidad de que la bacteria en el suero haya provocado la muerte de los cuatro niños; no obstante, han iniciado los análisis para confirmar esos casos y tomar las medidas administrativas necesarias.

Chávez indicó que desafortunadamente hay fragmentación en el Ministerio, lo que hace que haya desinformación y no se sensibiliza al personal.