Aunque la lluvia registrada el fin de semana ayudó a sofocar los incendios forestales en la Biósfera Maya, el Sistema Nacional de Prevención y Control de Incendios Forestales (SIPECIF) informó que 8 mil 182 hectáreas han sido afectadas por los más de 181 incendios reportados.

Adolfo Cifuentes, director del SIPECIF,  indicó que hasta este lunes ya no hay incendios, pero que mantienen la alerta porque el agua proveniente de la lluvia puede ser insuficiente.

“En la mañana de este lunes se realizó un monitoreo y no existen incendios por la lluvia del sábado y domingo se logró controlar 100%, pero mantenemos la prevención de tener combustibles, vehículos aéreos y terrestres, y alimentación para atender las emergencias”, agregó Cifuentes.

El funcionario mencionó que los incidentes se han registrado en todo el departamento de Petén, afectando lugares como el parque nacional de Tikal, la Sierra de Lacandón, Laguna del Tigre, que están ubicados en los municipios de San Luis, Poptún y la Libertad.

Entre las causas que han generado los incendios es por actividades de caza, narcoactividad y extención de actividades agrícolas. El Ejecutivo declaró el sábado pasado estado de calamidad por los incendios reportados