La pérdida de 400 hectáreas de bosque mixto por un incendio forestal en el área del volcán Chingo “prácticamente fue la causa” de la correntada que dejó daños en viviendas de Jerez, Jutiapa dijo en entrevista a Emisoras Unidas Luis Martínez, del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap).

Martínez, quien tuvo a su cargo del seguimiento al incendio forestal en el volcán Chingo, explicó que con la destrucción de la flora en el sitio la lluvia solo tuvo que arrastrar lo que encontró a su paso, entre eso estaban rocas que quedaron sueltas, así como restos de troncos y lodo.

El experto del Conap comentó que el incendio forestal se inició con una quema agrícola mal controlada.

Asimismo, dijo que aunque se han dado charlas acerca de las consecuencias negativas de las quemas agrícolas, las personas las siguen realizando.

Martínez también indicó que otro factor que afectó fue la deforestación registrada en el lugar.

Al área fueron enviados guarda recursos y personal técnico para evitar que ocurra de nuevo otro incendio forestal. Además, se planifica reforestación, pero esa es una medida con impacto a largo plazo, expuso Martínez.

En Jerez, Jutiapa el Organismo Ejecutivo declaró estado de calamidad.