De acuerdo con una nota publicada por Emisoras Unidas, según un informe médico del Instituto Nacional de Ciencias Forenses de Guatemala (INACIF), Carlos Enrique Monteros Castillo, dueño del Hotel Camino Real, deberá realizar su declaración desde el hospital La Esperanza, en donde se encuentra internado desde el 9 de julio.

El empresario fue detenido en el Aeropuerto Internacional La Aurora señalado por un caso de defraudación tributaria por unos Q15 millones, pero fue traslado al centro asistencial debido a problemas de salud.

De acuerdo con el Inacif Monteros se encuentra “lúcido”, pero necesita ser monitoreado en la sala intensiva en donde está ubicado en estos momentos. Además, califica de “no prudente” el traslado del implicado a Tribunales.

Emisoras Unidas

Foto:

Luego de pagar el adeudo tributario por más de Q44 millones, el hotel Camino Real emitió un comunicado en el cual se solidariza con Monteros Castillo y se solicita que el proceso legal sea llevado con legalidad y transparencia.

La SAT solicitó al Juzgado Noveno Penal la intervención de la caja administradora del hotel, medida que fue autorizada y levantada un día después de que cancelaron los impuestos.

Por dicho proceso tributario fue capturado Óscar Jiménez que era el gerente administrativo y fue beneficiado con medida sustitutiva.

Con información de Emisoras Unidas