El director del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), Jorge Nery Cabrera, confirmó que el estudiante de 15 años que falleció en Ixchiguán, San Marcos, no fue como consecuencia de golpes sino por “asfixia bronco aspiración”, es decir, se tragó su vómito.

El martes, la Policía Nacional Civil informó que Melvin Erasmo González Muñoz, de 15 años había fallecido luego de ser “interceptado por siete compañeros de estudio quienes presuntamente le propiciaron golpes en diferentes partes del cuerpo lo cual le ocasionó la muerte”.

La víctima era estudiante del Instituto por Cooperativa de la localidad por lo que pudo haberse tratado de un caso de bullying o acoso escolar.

La doctora del Inacif de San Marcos, Miriam Mungía Gil, confirmó la necropsia y mencionó que el cuerpo no tenía alguna laceración o golpes.

La mamá del joven, Miriam Muñoz, pidió que se investigue el caso ya que la Policía detuvo a un adolescente sindicado de haber participado en la muerte.

En la Procuraduría de los Derechos Humanos abrieron un expediente y verificaron que no había alguna denuncia por maltrato o acoso escolar en el caso del adolescente.

“Este caso aún está en etapa de investigación pero es preocupante el acoso escolar, algo que no debería de suceder”, recalcó el ministro de Gobernación, Mauricio López.