Pérez afirmó que entre las opciones que se analizan en caso de que la Corte de Constitucionalidad (CC) suspenda de manera definitiva el impuesto de Q5 por cada línea móvil y fija que se incluyó en el presupuesto de este año, es un nuevo tributo a las bebidas alcohólicas y tabaco, aunque todo dependerá de los acuerdos que se logren en el Legislativo.

"El tema del licor y el cigarrillo es algo que siempre ha estado presente, pero no quiere decir que nosotros nos estemos enfocando en esto, lo que se ha planteado es buscar acuerdos en el Congreso, pero es una decisión que se deberá tomar lo más pronto posible, aunque todo depende de los consensos que logren los diputados. Lo que buscamos es darle certeza a los agentes económicos y exista o no acuerdo lo vamos a comunicar", aseguró el mandatario.

Añadió que de no haber acuerdos se enfocaran en la contención del gasto y en mejorar la recaudación. "Con el titular de la SAT tengo una reunión durante las próximas horas y les estaré comunicando cualquier decisón que tome", aseguró.

Por el momento, de acuerdo con e gobernante, se ha presentado una acción para revocar la decisión de la CC que ha dejado en suspenso la vigencia del nuevo tributo a las telefonías que le inyectarían Q1 mil 400 millones al presupuesto de este año.

El 19 de diciembre de 2014, los representantes de las tres empresas operadoras de teléfonos habían solicitado ser amparados por la Corte de Constitucionalidad para que quedara sin efecto el nuevo impuesto. Diez días después, los magistrados decidieron ampararlos, de forma provisional, por lo que su vigencia ha quedado en suspenso. El fallo definitivo podría esperar tres meses ya que aún hace falta conocer otros recursos.

Te puede interesar:

La CC rechaza impuesto a telefónicas

Telefónicas califican de "favorable" la suspensión del impuesto de Q5

Así le responden las telefónicas a Pérez y sus nuevos impuestos