El Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) anunció que en la reunión de este jueves se decidió rescindir el contrato con Droguería Pisa de Guatemala, el cual le brindaba los insumos para la atención de pacientes renales, ya que cumplió con capacitar a los pacientes en la utilización de sus medicamentos.

Según informó el ente, establecerán comunicación con los pacientes dializados para indicarles el procedimiento a seguir para poder continuar su tratamiento de diálisis peritoneal. 

Por este caso, por el que fallecieron al menos siete pacientes dializados, la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) resolvió el pasado martes que IGSS viola el derecho a la salud y vida de sus afiliados que requieren el servicio de diálisis peritoneal, por adjudicar un contrato en base al precio y no a la calidad, experiencia e infraestructura de la farmacéutica. 

La PDH indicó que la Droguería Pisa de Guatemala no cuenta con la capacidad ni experiencia para brindar el tratamiento de diálisis peritoneal ni contar con las instalaciones adecuadas.

Enfermos renales del IGSS protestaron este miércoles frente al Ministerio Público y a la PDH para exigir que se investiguen la muerte de pacientes, por lo que Acción Ciudadana y la Directiva de pacientes con problemas renales denunciaron ante el Ministerio Público al IGSS y a Pisa.