El Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) confirmó que en la Unidad de Epidemiología se detectaron siete casos de recién nacidos con microcefalia, de los cuales dos están asociados con el Zika, por lo que se les brinda cuidados especiales.

La encargada de la sección materno infantil, Varinia Pinto, hasta agosto se enviaron las muestras de 226 embarazadas, de las cuales 49 salieron positivas de Zika.

Y de acuerdo con la titular de la sección de epidemiología, Mónica Rodríguez, las madres contagiadas provienen de todo el país.

Además, Lucía Dubón, vocera del Seguro Social, mencionó que los padres de los niños con microcefalia reciben apoyo psicológico en el IGSS.