Tanto la iglesia católica como la evangélica están atentos al cambio de gobierno, por lo que con la toma de posesión del presidente electo Jimmy Morales, ambas religiones realizarán el Tedeum para orar por las nuevas autoridades.

Se tiene previsto que la primera en bendecir al nuevo mandatario sea la Iglesia Católica, ya que a las 18 horas del 14 de enero se realizará una misa en la Catedral Metropolitana.

Un día después, el presidente participará en un servicio en el Tedeum evangélico en la Fraternidad Cristiana, que por cuarta ocasión se llevará a cabo.

Sin embargo, la Constitución establece que el Estado es laico, varios ciudadanos han criticado que el presidente se incline por alguna religión.