La Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) informó que el hotel Westin Camino Real canceló los Q44.8 millones que debía por impuestos atrasados.

Abel Cruz, intendente de Recaudación, indicó que desde abril se está mostrando que se le da a importancia que se merece a los procesos que se encuentran canalizados en tribunales.

Los contribuyentes se están dando cuenta de que la SAT ya no está dormida, pues en el caso del hotel el proceso es de 2007 a 2011 y ahora se están ejecutando casos que las anteriores autoridades tenían dormidos las denuncias”, agregó Cruz.

La Policía Nacional Civil capturó a Carlos Enrique Monteros Castillo propietario y a Óscar Humberto Jiménez, gerente administrativo.

En conferencia el Ministerio Público y la SAT presentaron el monto defraudado por el establecimiento.

De acuerdo con la investigación del ente recaudador, la deuda por el Impuesto Sobre la Renta era de Q15.4 millones, más la multa que era del cien por cien de lo que no pagó en el tiempo establecido más Q13.9 millones de intereses.