Esta mañana los visitantes a la Torre de Tribunales se sorprendieron al notar a un hombre que se había clavado la mano izquierda a un palo como protesta por la condena a jóvenes de la etina Kaquchiquel.

Se trata de Juan Francisco Morales quien protestó como Jesucristo al clavarse una de sus manos.

La presidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) Silvia Valdés dejó su despacho un momento y fue a escucharlo y le prometió una investigación.

La presidenta del Organismo Judicial Silvia Valdés convesó con Morales.

La presidenta del Organismo Judicial Silvia Valdés convesó con Morales.

CSJ

Foto:

Los Bomberos Voluntarios llegaron y lo trasladaron al Hospital General San Juan de Dios.

La protesta de Morales es porque el 18 de diciembre de 2014 la jueza Arminda del Carmen Chinchilla condenó a cuatro adolescentes a 15 años de prisión.

Morales llevaba una manta que aducía al proceso en el Juzgado de Sentencia de Sacatepéquez.