"Tengo que aguantar. Esto es por pura presión política. No hay una transacción sospechosa", dijo este lunes, Lisseth Pérez Leal, hija del expresidente, Otto Pérez Molina, en una audiencia donde solicitó que le sea levantado el embargo a sus cuentas bancarias.

La argumentación de Pérez Leal fue hecha ante la Sala de Extinción de Dominio. A su favor también expuso: "Usé un dinero por Q100 mil para pagar medicinas de mi mamá y para el pago de planilla".

El monto de una de las cuentas es de Q390 mil y un pagaré por Q100 mil. El embargo fue ordenado por el juez de Extinción de Dominio, Marco Antonio Villeda a petición del Ministerio Público.

Publinews

Foto:

Pérez Molina está ligado a proceso por el caso de defraudación aduanera conocido como “La Línea”.