"Me duele la crítica, mi padre ha estado acostumbrado a dar la cara. Este proceso ha estado contaminado", ha mencionado en su vivienda, en la zona 15, Zury Ríos Sosa, hija del exgeneral José Efraín Ríos Montt, quien enfrenta proceso judicial por genocidio.

"La salud de mi padre, el general Ríos, está delicada, son casi 89 años, no era la forma de llevarlo así a la audiencia", se refiere la exdiputada acompañada por la abogada Karen Fisher.

El Tribunal de Mayor Riesgo B ha suspendido la apertura del segundo juicio contra el exjefe de Estado, Efraín Ríos Montt, acusado por genocidio de indígenas durante su régimen de facto, del 23 de marzo de 1,982 al 8 de agosto de 1,983.

La presidenta del Tribunal, Jeannette Valdez, ha mencionado que se "admitió" un recurso de amparo de la defensa para ser separada del caso por "haber emitido una opinión" sobre genocidio en una tesis de maestría escrita en 2004. El proceso ha quedado en suspenso porque está en manos de la Sala de Mayor Riesgo para que nombre otro juzgador y se inicie el segundo juicio.

"Mi padre, el general Ríos Montt, de cual me siento muy orgullosa, educó a esta mujer que está aquí, para luchar y enfrentar los problemas sin temor, para hablar con la verdad. Cuando entró a este proceso de justicia no fue porque alguien lo fuese a detener sino que él voluntariamente se presentó ante los tribunales", ha recalcado.

Zury Ríos ha leído un mensaje a la población "para no ver a Guatemala como un país común y corriente que no puede lograr cambios y no puede avanzar". Ha solicitado a la ciudadanía, que en este año electoral, a no votar por los actuales 158 diputados.

Ríos Montt había sido condenado el 10 de mayo de 2013 por otro tribunal a 80 años de prisión por el delito de genocidio, al encontrarlo culpable de la matanza de mil 771 indígenas mayas-ixiles. La Corte de Constitucionalidad anuló esta sentencia y ordenó repetir el debate por errores judiciales.