En la evaluación que realiza el Fondo Económico Mundial sobre los avances en cada país sobre competitividad, Guatemala se mantuvo en la posición 78 de 138 naciones evaluadas en el Índice de Competitividad Global 2016-2017, igual al informe del año pasado.

Entre los aspectos que favorecen al país es el índice de derechos legales, inflación y solvencia en los bancos. Sin embargo, entre los aspectos que afectan la competitividad en los negocios son el crimen y robo, corrupción, oferta de infraestructura inadecuada y la burocracia e ineficiencia.

Entre los retos que se deben trabajar es salud y educación, porque en esos aspectos el país se ubicó en la casilla 107, por lo que el país se compara son Armenia, Albania, Croacia, Jamaica, Irán y Tayiquistán.

El comisionado presidencial para la competitividad, Acisclo Valladares, explicó que se debe impulsar una política de Estado, que aunque cámbienlas caras, permanezca la hoja de ruta, a la vez, indicó que entre los retos por trabajar es mejorar la infraestructura para que haya acceso a mercados, servicios y salud.

Debemos enfocarnos en mejorar las instituciones, que den confianza a los inversionistas”, agregó Valladares.

En la región, Guatemala ocupa el tercer lugar de competitividad, los primeros son Panamá y Costa Rica, respectivamente.