Guatemala   rechazó oficialmente el argumento de Costa Rica de que la situación de 5.000 cubanos varados en ese país sea un tema humanitario, por lo cual mantendrá la decisión de no abrir su frontera para que puedan llegar a Estados Unidos.

El vicepresidente guatemalteco, Alfonso Fuentes, dijo en rueda de prensa que Guatemala   no comparte el criterio de que se trate de una causa humanitaria, “porque (los cubanos) no son perseguidos políticos en su país” sino “personas que quieren ir a juntarse con sus familias en Estados Unidos o buscan una mejoría económica”.

Sin embargo, manifestó que el país podría contribuir a resolver el problema pero “de una manera gradual”, aunque no dio precisiones al respecto.

Más de 5.000 cubanos que seguían una ruta por Centroamérica para llegar por tierra a Estados Unidos, quedaron varados en Costa Rica tras la decisión adoptada por Nicaragua de cerrarles la frontera desde mediados de noviembre pasado.