El caso

Ante el incidente en la zona de adyacnecia, el presidente Jimmy Morales llamó a consultas al embajador guatemalteco en esa nación, Estuardo Roldán. “Es una medida diplomática que se toma en protesta ante acciones de otro gobierno. Se retira temporalmente al embajador y se baja el nivel de representación dejando a otro funcionario diplomático de un rango inmediatamente menor a cargo de la embajada. Es una práctica reconocida en el ámbito de la diplomacia bilateral”, le explicó Roldán a Publinews.

Además, le solicitó a la OEA y a la CIDH que elaboren una investigación.
 

Luego del comunicado de prensa en el que el primer ministro de Belice, Dean Barrow, arremete en contra de las declaraciones del presidente Jimmy Morales luego de la polémica que surgió por la muerte de un menor guatemalteco en la zona de adyacencia, Guatemala ha rechazado dicha postura de las autoridades beliceñas.

"El gobierno de Guatemala lamenta y rechaza las desafortunadas declaraciones de Barrow. Este es un intento fallido para justificar ante los medios de comunicación social y la comunidad internacional el acto de violencia que cometieron los elementos del ejército de Belice", se consigna en el documento.

"Es inconcebible que ahora, a la luz de los hechos, Belice exprese que son más graves las declaraciones del Presidente de la República de Guatemala, quien reaccionó ante la injusta muerte del niño guatemalteco", se detalla.

"Belice parece haber olvidado o quiere que el mundo olvide que su ejército mató a un niño guatemalteco e hirió a su hermano y a su padre", se expone.