El Sistema Nacional de Prevención y Control de Incendios Forestales (Sipecif) informó que unas 12 mil hectáreas de bosque han sido destruidas en Guatemala por incendios forestales en lo que va del año, donde el mayor daño está en Petén.

El director del Sipecif dijo a la AFP que Petén ha sido la región más afectada con 8 mil 200 hectáreas dañadas, a consecuencia de 45 incendios forestales que siguen activos.

"El 75% de los incendios en Petén ha ocurrido en la Reserva de la Biosfera Maya", una zona protegida que abarca 2,2 millones de hectáreas de bosque y que acoge sitios arqueológicos importantes como Tikal, explicó el funcionario.

Baja Verapaz, Jalapa, Chiquimula, Totonicapán y Quiché son los departamentos donde más siniestros se registran, después de Petén. Entre los factores que han generado el fuego sin control están las actividades agrícolas y la invasión de terrenos.

Cifuentes subrayó que desde mayo pasado el departamento se encuentra en alerta roja institucional por el aumento de los incendios, multiplicados además por la temporada seca y prevén que se eleve a roja poblacional, que conlleva la declaración de un estado de calamidad para la movilización de más recursos y personal destinados a sofocar el fuego.