Guatemala y Belice firmaron este lunes una modificación al Acuerdo Especial para elevar el diferendo territorial, insular y marítimo a la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

La modificación permite que el referendo se realice por separado y no en una misma fecha, como se había pactado por los dos países en 2008.

La firma del protocolo tuvo lugar en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala y correspondió a los cancilleres de Guatemala y Belice, Carlos Morales y Wilfred Elrington, respectivamente. Como testigo de honor estuvo el aún secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, quien será relevado en el cargo a partir de mañana por Luis Almagro.

Con el Protocolo firmado este día, la consulta podrá hacerse por separado. "Guatemala, que celebra comicios generales en septiembre, tiene una oportunidad de adicionar esta consulta a los electores durante esa cita, pero eso dependerá de que el Legislativo, en medio de las disputas políticas que le caracterizan, avale el procedimiento", explicó Morales.

"El tema de Belice no es político, entonces sí puede ser una posibilidad", dijo Morales.

Guatemala y Belice mantienen una disputa territorial desde 1859. El país le reclama 12 mil 700 kilómetros cuadrados.