Una delegación guatemalteca participó este miércoles en una reunión de alto nivel entre autoridades del triángulo norte de Centroamérica y de Estados Unidos, en la que repasaron los avances de los compromisos del plan de la Alianza para la Prosperidad.

A la cita, que se realizó en Washington, asistieron por Guatemala los ministros de Relaciones Exteriores, Carlos Raúl Morales; y de Gobernación, Francisco Rivas; el Comisionado Presidencial para la Competitividad, Acisclo Valladares y la embajadora de Guatemala en EE. UU., Gladys Ruiz de Vielman.

Además, estuvieron presentes el subsecretario de Estado para Asuntos  Políticos, Thomas Shannon y la Asistente Adjunta del Presidente de los Estados Unidos, Amy Pope. También se contó con la participación de Luis Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), así como representantes de otras instituciones  como la Agencia Internacional para el Desarrollo de los Estados Unidos, del Consejo Nacional de Seguridad y del Departamento de Seguridad Nacional, entre otros.

Cancillería

Foto:

La delegación nacional presentó con detalle los avances que ha realizado el gobierno durante el presente año, resaltando el trabajo para dinamizar el sector productivo, desarrollar el capital humano, mejorar la seguridad ciudadana y el acceso a la justicia y los esfuerzos encaminados en fortalecer la institucionalidad, combatir la corrupción y mejorar la transparencia.

Por otro lado, se resaltó el trabajo coordinado en materia de seguridad a nivel regional para combatir el crimen organizado transnacional,  el establecimiento de la Fuerza Trinacional para combatir maras y pandillas y el intercambio de información entre los tres países, lo cual ha empezado a dar resultados en la desarticulación de estas redes transnacionales.

Asimismo, este espacio de diálogo permitió abordar los retos comunes que requieren respuestas compartidas entre la región del triángulo norte y Estados Unidos como lo son la seguridad fronteriza, la integración económica y la migración irregular. 

Los países mostraron su total compromiso en dar continuidad y seguimiento al Plan de la Alianza, la definición de un plan de acción para el año 2017, así como institucionalizar un mecanismo de coordinación a Nivel técnico, en el marco del Diálogo de Alto Nivel.