La organización Acción Ciudadana adscrita a Transparencia Internacional presentó el Índice de Percepción de la Corrupción, donde Guatemala registró una caída de ocho posiciones, por lo que se ubicó a nivel latinoamericano entre una de las cinco naciones más corruptas.

De acuerdo con el informe, Guatemala el año pasado ocupó la casilla 123, con 28 puntos, en comparación al 2014 cuando ocupó la posición 115, por lo que es una de las naciones que más puntos descendieron.

Según la asociación, el gobierno de Otto Pérez provocó que el país bajará de manera drástica en el índice de percepción, por lo que considera que para aumentar el combate a la corrupción se necesitan reformas a leyes como en el sector de justicia. A la vez, insta a que los ciudadanos mantengan las demandas de cambio.

En el estudio de percepción de corrupción en el sector público se evaluaron 168 países.